¿Cómo crear una estrategia de recuperación ante desastres para tu entorno virtual?

lunes, 20 de julio de 2020 por Tilly Holland

 

 

Según Gartner, las grandes compañías pierden $ 300.000 por cada hora fuera de servicio. Este tipo de pérdidas puede ocurrir sin importar si tu organización utiliza servidores físicos o virtuales, por lo cual resulta fundamental contar con un buen plan de recuperación ante desastres para cada situación. Afortunadamente, la recuperación de servidores virtuales es más fácil que la de sus contrapartes físicas. ¿Cómo podemos comenzar a incorporar la recuperación ante desastres en nuestra estrategia de virtualización?

Énfasis sobre las copias de respaldo de archivos

Tu instalación virtual consiste de un grupo de archivos alojados en el disco rígido del servidor del host. Cualquier plan de recuperación ante desastres requiere que hagas una copia de respaldo de archivos regularmente.

Si tus servidores virtuales están configurados para utilizar espacio en el disco rígido virtual asignado dinámicamente, deberás calcular la tasa de crecimiento esperada y especificar un régimen de respaldo que pueda sostener eso. Asegúrate de contar con una capacidad de disco/cinta adecuada, que cubra tus necesidades de respaldo al momento del despliegue y que aumente a futuro, a medida que aumentan tus necesidades de almacenamiento de datos.

Llevar registros precisos

La característica de estar basados en archivos de los servidores virtuales hace que sea relativamente fácil definir cuáles son los ítems a respaldar en tu entorno. Sin embargo, para lograr la recuperación de datos más rápida en caso de desastre, debes saber cómo reconfigurar los servidores faltantes.

Resulta extremadamente importante llevar registros completos de tu configuración de servidores virtuales, de manera de poder configurar una máquina nueva y restaurar los datos directamente allí. Tus registros deben incluir información detallada y completa, como procesadores, RAM virtual, espacio de disco rígido y configuraciones de red. Además de llevar un registro de la configuración al momento del despliegue, también deberás actualizar el documento de configuración de tu servidor cada vez que cambies la configuración.

Prepararse para lo peor

Los accidentes pueden ocurrir y ocurrirán. La imagen de tu disco rígido sufre deterioro, los dispositivos de respaldo fallan, borras sin querer una máquina virtual o deja de funcionar la matriz RAID que alberga los datos del servidor: casi cualquier cosa puede sacar de servicio a tus servidores.

Obviamente, una buena recuperación ante desastres intentará primero identificar y mitigar estos riesgos, aunque una combinación de errores y fallos puede dejar expuestos los defectos del régimen. En esta etapa, tienes una última carta: la opción de recuperación de datos para extraer los datos “perdidos” de los discos rígidos. Una herramienta como EasyRecovery de Ontrack  puede sacarte de problemas si tu respaldo no funciona. Otra opción es contactar a una compañía de recuperación de datos de buena reputación

No dejes que la copia de respaldo de tu servidor virtual sea una segunda prioridad. Si tienes en cuenta la ocurrencia de desastres durante el proceso de despliegue de tu plan, tendrás más posibilidades de salir airoso en caso de que ocurra un problema.

 

Obtenga su plantilla gratuita del Plan de recuperación de desastres de IT hoy

El propósito de esta plantilla es ayudar a su empresa a familiarizarse con los componentes básicos de un Plan de recuperación ante desastres de IT (IT DRP) y comenzar a pensar en lo que se necesitaría, para reanudar las operaciones normales si sus datos e infraestructura, estuvieran implicados en una situación grave ante un incidente IT.

Descargar ahora