Go to Top

¿Debe utilizarse la cinta magnética para conservar datos de archivo o ser utilizada como solución de respaldo?

¿Alguna vez se ha preguntado qué significan las dos frases más frecuentemente repetidas cuando hablamos de cinta? ¿Sí? Bien, aquí están…
– La cinta magnética ha muerto.
– La cinta no tiene ningún rol en la IT moderna.

Durante años, se ha debatido ampliamente el rol del medio de almacenamiento de datos más antiguo: la cinta. La cinta se inventó en 1928 para la grabación de sonidos y ha evolucionado para convertirse en el medio de almacenamiento de datos más confiable y más ampliamente utilizado.

¿Por qué utilizar cinta digital?

Existen muchas ventajas en la utilización de la cinta magnética, frente a cualquier otro medio de almacenamiento. Una de las ventajas es su longevidad. A diferencia de otras formas de almacenamiento, las cintas por lo general duran mucho más y son menos susceptibles a los riesgos que sufren las unidades modernas.

De hecho, todavía es posible leer cintas magnéticas con seguridad luego de 30 años, mientras que el disco rígido promedio por lo general solamente dura aproximadamente cinco años. Las SSD, las HDD Corporativas y la Computación en la Nube tampoco ofrecen la confiabilidad que ofrece la cinta, ya que son proclives a sufrir problemas físicos y lógicos.

Por el contrario, si el almacenamiento se ha realizado respetando las especificaciones del fabricante, será posible leer los datos sobre cinta magnética luego del transcurso de décadas. Los modernos sistemas de almacenamiento actuales dependen fuertemente de discos rígidos incorporados, debido a sus mayores velocidades de lectura y escritura. Muchas personas desconocen que la cinta magnética puede ser también muy rápida – la mera lectura de una cinta, en algunas circunstancias, puede ser casi cuatro veces más rápida que la de un disco rígido.

Sin embargo, la escritura de cinta no es tan rápida como la escritura de un disco rígido. Por lo tanto, si la velocidad no es una ventaja decisiva para la utilización de cintas magnéticas, además de la longevidad, ¿cuál es la ventaja?

El costo

El costo de la cinta es menor, en comparación al de los discos rígidos. Mientras que el costo de adquisición de los sistemas principales de almacenamiento es alto en ambos métodos, cuando es necesario agregar almacenamiento adicional, la compra de cintas nuevas es mucho menos costosa que la compra de su equivalente en discos rígidos.

Traspaso de un dispositivo de almacenamiento de respaldo a un dispositivo de almacenamiento de archivo

Todavía existen muchas compañías que utilizan cinta como su principal sistema de respaldo. Fundamentalmente debido al hecho de que muchas de estas compañías nunca han contado con una planificación con respecto al almacenamiento de datos heredados antiguos para afrontar solicitudes internas, externas, legales o regulatorias. La mayoría de estas compañías utiliza la cinta como sistema de respaldo debido a su bajo costo y facilidad de almacenamiento. Ya que las compañías algunas veces debían almacenar datos durante más de 20 años, la cinta fue siempre la solución elegida.

Actualmente, a partir de que las soluciones de archivo modernas son mejores y más baratas, no tiene sentido utilizar copias de respaldo para almacenar datos. El objetivo de las copias de respaldo es lograr que el entorno vuelva a funcionar rápidamente, en caso de fallas del sistema o de hardware que provoquen pérdidas de datos. Los archivos, por el contrario, tienen la finalidad de almacenar datos, no de cambiarlos. A partir de que es posible integrar los archivos basados en cinta magnética modernos con los sistemas de gestión de documentos (DMS), es posible definir incluso más precisamente el ciclo de vida de los documentos. Por ejemplo, cuando se termina un proyecto, es posible archivar todos los documentos relacionados – correos electrónicos, etcétera – hasta superar el periodo de retención de los datos. Al mismo tiempo, es posible que los datos más importantes del proyecto estén disponibles para los empleados a través del DMS basado en discos rígidos, durante un período más corto de tiempo.

La IT moderna choca con la IT antigua

A pesar de que muchas compañías ya han hecho la transición de almacenamientos basados en cinta a una solución real de archivo, todavía existe el equivalente a décadas de cintas de respaldo antiguas en centros de datos, sótanos de compañías y en depósitos de compañías especializadas en almacenamiento en cinta. Sin embargo, con mucha frecuencia falta la información necesaria para saber qué es lo que está almacenado en las cintas, debido a su extenso periodo de retención. Puede ocurrir que se pierdan muchos de los archivos de catálogo o que el empleado responsable de las cintas nunca sea reemplazado luego de su retiro.

Esto puede representar un gran riesgo para la compañía, ya que en muchas áreas de negocios las compañías deben poder poner documentos muy antiguos a disposición de las personas responsables en el plazo más corto posible, por ejemplo para una auditoría. Simplemente pensemos en sectores sensibles como el de la energía nuclear, los productos farmacéuticos o los proyectos de construcción de gran envergadura. En todas estas áreas, aparecen decenas, cuando no centenas, de problemas potenciales a largo plazo que requieren de una extracción de datos rápida.

¿Cómo resolver el problema del desconocimiento de los contenidos de la cinta?

Para aquellas organizaciones que todavía tienen en su inventario cientos de cintas de respaldo heredadas y no cuentan con el hardware o software necesario, la recuperación de datos necesarios a partir de cinta puede ser costosa y llevar demasiado tiempo. Una solución a este problema es mantener en funcionamiento el sistema desactualizado, o recuperarlo y pagar licencias. Otra solución es contratar a una compañía especializada en recuperación de datos para que recupere el sistema tan prontamente como sea posible. Sin embargo, ambas soluciones por lo general cuestan mucho dinero.

Ontrack ofrece una solución mucho mejor a este problema a partir de sus servicios de (catálogo) de cinta. Para poder utilizar esta solución, primero todos los medios en cinta relevantes deben ser catalogados (cuando ya no exista el catálogo de cintas) o debe importarse el catálogo ya existente a una solución de base de datos sobre cinta especial de Ontrack. El cliente puede entonces identificar los datos que realmente necesita extraer de las cintas, antes de encargarle una recuperación de datos a Ontrack. En cualquier caso, no es necesario conservar la infraestructura antigua de cinta magnética, ni el software de respaldo, ni tampoco pagar costosas licencias.

Encontrará información más detallada sobre este procedimiento en nuestro siguiente blog, la próxima semana.

Copyright de la imagen: Ontrack Data Recovery