Go to Top

Echa un vistazo al nuevo sistema de archivos y al nuevo SO de Apple

En las últimas décadas, Apple ha creado multitud de productos hardware diferentes, cada uno con su sistema operativo propio: watchOS para el Apple Watch, iOS para iPhones y iPads, tvOS para Apple TV y, por último, macOS para Macbooks y iMacs. No obstante, el sistema de archivos que utilizan estos sistemas operativos depende todavía de HFS+ (siglas de Hierarchical File System), que tiene 30 años, y de su predecesor, HFS (1985-1998), ejecutable en los primeros ordenadores Macintosh.

Tanto HFS como HFS+ intentan encontrar el mayor bloque de espacio de almacenamiento libre disponible para guardar un archivo en el disco. Si no existe suficiente espacio libre disponible en un solo bloque de almacenamiento, el archivo se divide entonces en partes o se “fragmenta”. Como resultado, la parte restante del archivo que no cabe en este primer bloque se guarda en un segundo bloque. Cuando se aplican cambios a un documento, se guarda como un archivo nuevo, la versión antigua se elimina y el nombre del archivo se transfiere a la nueva versión.

Tras la aparición de Mac OSX en 2002, el sistema operativo trata de evitar (si es posible) reutilizar bloques de almacenamiento que se han convertido en disponibles tras la eliminación de datos. La razón es, principalmente, evitar pérdidas de datos, ya que los datos originales que se eliminaron se sobrescribirían con información nueva.

Sin embargo, a pesar de haber lanzado un gran número de sistemas operativos nuevos en los últimos años, Apple todavía debe incluir en ellos unos cuantos ingredientes adecuados a los tiempos que corren. Por este motivo la compañía ha decidido desarrollar un sistema operativo totalmente novedoso. Su nombre es High Sierra y ya está disponible como iOS 10.3 para teléfonos y tablets. Más adelante se lanzará una nueva versión High Sierra macOS y ya hay accesible una vista previa para desarrolladores, pero Apple todavía no ha anunciado en qué fecha exacta del otoño lanzará el producto.

Eliminación gradual de HFS y HFS+

Con este nuevo sistema operativo, HFS+ no desaparecerá por completo pero tiene los días contados. Si bien sigue siendo posible utilizar HFS+ en High Sierra, el nuevo SO se basa en el nuevo sistema de archivos de Apple “APFS” (siglas de Apple File System). Sus proceso de creación comenzó ya en 2014 y se llevó a cabo desde cero en lugar de a partir de un código preexistente, puesto que HFS y HFS+ no se habían diseñado para usarse en dispositivos multimedia de almacenamiento modernos como las SSD.

Uso en distintas plataformas, rendimiento y seguridad

APFS es multiplataforma, lo que significa que puede ejecutarse en todos los dispositivos Apple, mientras que HFS y su sucesor estaban diseñados para funcionar en discos duros (con menor capacidad de los de hoy en día). APFS está también optimizado para almacenamiento flash y SSD, lo que quiere decir que el rendimiento aumentará significativamente, especialmente con la nueva capacidad de transferir archivos casi instantáneamente. Es más, en APFS se ha usado el calibrado de directorio rápido para acelerar el cálculo de espacio ocupado por las aplicaciones.

Un cifrado sólido

Una nueva función importante es la nueva tecnología de cifrado de disco. APFS la lleva a cabo por separado en los archivos individuales, protegiendo con claves especiales los metadatos de los archivos más importantes, lo que acelera el proceso de cifrado y descifrado del disco y refuerza además en gran medida la seguridad de los datos.

Pérdidas de datos en APFS

Puesto que APFS está basado en el concepto copy-on-write, las pérdidas de datos consecuencia de sobrescrituras ya no ocurren casi nunca. Con copy-on-write, los bloques de datos no se sobrescriben de manera inmediata, sino que primero se copian íntegros a otro espacio de almacenamiento libre disponible.

A continuación, si se realizan cambios, se actualizan los enlaces que apuntan al bloque en los metadatos. De este modo, los datos originales no se borran hasta que se efectúan los cambios. Además, puesto que el sistema de archivos está basado en bloques, los bloques de datos no modificados permanecen en su estado original.

Apple MacOS High Sierra está en camino

 MacOS High Sierra (versión 10.13) es el sucesor de macOS Sierra (versión 10.12). El primero de los cambios será el nuevo sistema de archivos, APFS, que sustituirá a HFS+, y que recibirá también HEVC, un nuevo estándar de vídeo que permitirá hasta un 40 % de compresión más que el estándar actual.

HEVC optimizará los vídeos en directo 4K y hará que tus imágenes ocupen menos espacio en disco sin sacrificar la calidad. El nuevo sistema recibirá también la tecnología Metal 2, que incluye realidad virtual y aprendizaje automático, gracias a lo cual las aplicaciones podrán utilizar la potencia total de los elementos gráficos y proporcionar excelentes efectos visuales.

Los desarrolladores aseguran que Safari funcionará más rápido todavía y será más eficiente en materia de recursos, que aumentará la velocidad de las búsquedas en la biblioteca de mail de Mail.app y que los mensajes se comprimirán mejor. Las mejoras en la aplicación Fotos cambiarán el modo en que buscas, organizas y editas tus fotografías y, además, High Sierra incluirá nuevas herramientas de edición de imágenes

En general, MacOS High Sierra parece bastante prometedor. La nueva versión del sistema traerá consigo no solo cambios superficiales sino que, por encima de todo, optimizará el trabajo con el nuevo sistema de archivos APFS. Apple ha prometido mejoras de rendimiento, velocidad y estabilidad y en los próximos meses comprobaremos si la compañía cumple con las expectativas.