El sistema RAID 0 es conocido por brindar rendimiento en el procesamiento de datos, pero a expensas de la seguridad.

Por el contrario, RAID 1 hace posible asegurar los datos, pero no genera ninguna ganancia de rendimiento. RAID 10 es por lo tanto un excelente compromiso entre los dos tipos.

Lea a continuación para comprender mejor cómo funciona y sus diversas ventajas. También lo compararemos con otro tipo de configuración, RAID 5, que se usa ampliamente en servidores.

RAID 10

RAID 10: una combinación poderosa y tranquilizadora

Para comprender la configuración del RAID 10, primero debe estudiar el RAID 1 y el RAID 0 que lo componen. En primer lugar, RAID 1 es un conjunto de dos discos duros, uno de los cuales se refleja para asegurar los datos almacenados. Este sistema de clonación tiene una alta tolerancia a fallas y, por lo tanto, es adecuado para almacenar datos confidenciales. RAID 0 es un sistema que distribuye información almacenada en varios discos duros entrelazando datos, lo que significa que el tiempo de acceso se acelera.

RAID 10, también conocido como RAID 1 + 0, consiste en ensamblar dos o más dispositivos RAID 1 en una matriz RAID 0. Por ejemplo, dos discos duros se ensamblan en RAID 1, otros dos discos duros se ensamblan de manera idéntica, y así sucesivamente. Requiere un mínimo de cuatro discos y siempre en números pares. Un clúster ensamblado forma una unidad lógica que se asociará con otros clústeres para permitir la interconexión, como es el caso de un sistema RAID 0. La redundancia de datos en cada subunidad garantiza su seguridad, mientras que la distribución de los datos en varias unidades lógicas acelera la lectura y la escritura.

Existe un reverso que se llama RAID 01, la tolerancia a fallos es menos importante, ya que un subconjunto RAID 0 defectuoso afecta a todo el rendimiento.

Contáctenos inmediatamente si ha sufrido una pérdida de datos

Llame al 34900838188