Fallos del disco duro frente a fallos del estado sólido y de la memoria flash

jueves, 21 de octubre de 2021 por Ontrack

DST_image_970x300_hero-hard-drive-crash

Hemos examinado la forma adecuada de evaluar su situación de pérdida de datos al principio así como las diferencias entre la pérdida de datos lógica y la pérdida de datos física. Ahora, abordaremos los diferentes tipos de daños que pueden hacer que las unidades fallen.

Fallo del disco duro

Izquierda: Los daños causados por los líquidos dejan residuos de humedad en la superficie del plato.
Centro: El choque de cabezas hace que se formen "anillos" en la superficie del plato.
Derecha: Las huellas dejadas por los esfuerzos de recuperación realizados al querer arreglarlo uno mismo.

Los discos duros (HDD) pueden estar construidos para durar, pero los fallos siguen siendo una posibilidad. Al darse cuenta de que una unidad se ha dañado físicamente, es importante que se ponga en contacto con un profesional en recuperación de datos lo antes posible. Le recomendamos encarecidamente que no intente arreglar el problema, ya que realizar esfuerzos de recuperación de datos por su cuenta en discos duros dañados podría empeorar la situación. Cuando se trata de daños en el disco duro, hay algunos casos que nuestros ingenieros de recuperación de datos ven con más frecuencia. Los daños más comunes de la unidad son:

  1. Choque de cabezas
    Los daños en la cabeza del disco duro se producen cuando la cabeza de lectura/escritura del disco duro toca físicamente la superficie magnética del plato que gira. Esto provoca graves daños en la unidad y en sus datos. Los ruidos extraños, como los chasquidos o el chirrido, son signos indicativos de daños por choque de cabezas.
  2. Fallo mecánico
    ¿Escucha ruidos extraños procedentes de la unidad de disco? Un fallo mecánico podría ser el culpable. Este tipo de daños en los discos duros incluye motores agarrotados, componentes rotos, adherencia y desalineación de los cabezales.
  3. Daños por líquido
    Cuando un disco duro entra en contacto con líquido, existe la posibilidad de que la humedad y/o los residuos dañen la superficie del plato. A continuación, se requieren herramientas y técnicas especializadas específicas para subsanar completamente el problema.
  4. Daños por uno mismo
    En la mayoría de los casos, los esfuerzos de recuperación de datos realizados por uno mismo tienden a hacer más daño que bien. El primer intento de recuperación suele dar los mejores resultados, por lo que le recomendamos que se ahorre la molestia y deje la recuperación del disco duro en manos de los expertos.

Fallo de la unidad de estado sólido y de la unidad flash

Existe la idea errónea de que las unidades de estado sólido (SSD) son más fiables que las unidades de disco duro; sin embargo, las SSD se suelen utilizar en dispositivos portátiles, por lo que es mucho más probable que sufran daños físicos. Piense en cuántas veces se le ha caído el teléfono móvil solo esta semana; pero ese no es el único escenario que puede causar daños a las unidades de estado sólido. Los fallos más comunes de las unidades SSD y flash suelen ser:

  1. Datos físicos
    Junto con las ya mencionadas caídas ocasionales, los golpes son uno de los principales competidores en lo que se refiere a daños en los soportes basados en flash, como smartphones, tabletas, memorias USB y tarjetas de memoria. Sin el uso de piezas de repuesto y la atención experta de un ingeniero de recuperación, estos accidentes suelen hacer que los datos sean inaccesibles.
  2. Fallo electrónico
    Mientras que los discos duros contienen una gran cantidad de piezas físicas móviles, las unidades SSD están formadas por complejos componentes electrónicos, lo que significa que un fallo podría hacer que la unidad y los datos fueran inaccesibles sin piezas de repuesto que ayuden a la recuperación.
  3. Errores medios
    Los datos de las SSD se almacenan en chips flash NAND, que tienen una alta tasa de errores de bit y una vida útil finita. Lamentablemente, los algoritmos de corrección de errores incorporados no pueden corregir más allá de un cierto número de errores de bits, pero la recuperación sigue siendo posible con el uso de técnicas adecuadas proporcionadas por los especialistas en recuperación de datos.

A decir verdad, la naturaleza de las unidades de estado sólido hace que sean mucho más difíciles de recuperar que los discos duros. Hay una gran cantidad de fabricantes que emplean diferentes variedades de técnicas y firmware, además de funciones complejas como la nivelación del desgaste y el mapeo de bloques, que son un componente adicional utilizado para mejorar el rendimiento y prolongar la vida útil de los chips de memoria flash NAND. Aunque estos hechos pueden dificultar la recuperación de datos de las SSD, no es imposible. Los conocimientos adecuados y las herramientas correctas son de gran ayuda cuando se trata de recuperar con éxito datos perdidos de cualquier tipo.

A continuación, ofreceremos consejos prácticos que le ayudarán a realizar una recuperación satisfactoria. ¿Está leyendo esto a través de una pantalla rota y necesita un experto en recuperación de datos de inmediato? El equipo de soporte de Ontrack está disponible para guiarle a través de un proceso de recuperación de datos fácil y sencillo.